Arrestan a un hombre por chocar intensionalmente una camioneta autónoma de Waymo

Camioneta chocada de Waymo

La camioneta autónoma Waymo tenía un conductor al volante que resultó herido en la colisión, pero una cosa es segura: la ira en la carretera ya no es un escenario estrictamente humano contra humano.

La construcción de una flota de vehículos autónomos requiere contratar a muchas personas, y aparentemente es posible terminar con alguien que no debería estar al volante de ningún automóvil. Wayno se dio cuenta de esto cuando el ex operador Raymond Tang fue arrestado bajo sospecha de causar intencionalmente un choque con un vehículo de prueba Waymo en el área de Phoenix el 30 de enero.

El Arizona Central informa que Tang fue captado en un video desviándose intencionalmente dentro y fuera de un carril ocupado por una camioneta de prueba Waymo, y luego finalmente pisó los frenos delante de él, causando una colisión. En ese momento, supuestamente estaba acosando a dos de las camionetas con capacidad para conducir. El vehículo que finalmente estuvo involucrado en la colisión estaba siendo conducido por un humano, no por el sistema autónomo de la compañía. El conductor fue llevado al hospital por lesiones y problemas de salud relacionados con el asma.

El segundo conductor de Waymo le dijo a la policía que la conducción de Tang los había hecho desviarse de su carril y frenar varias veces para evitar chocar contra Tang.

Durante una entrevista con la policía, Tang admitió estar “revisado los frenos del Waymo”, en otras palabras, se estacionó frente al vehículo y luego pisó los frenos.

Waymo cuenta con un servicio de auto-conducción en el área de Phoenix. Utiliza estos paseos para probar su tecnología autónoma en Chrysler Pacificas especialmente equipados.

Tang, un ex operador de Waymo, fue despedido por un contratista, Genesis10, que ocupaba puestos en la flota de Waymo en Arizona. Waymo dijo que Tang era un “ex operador de vehículos Genesis10 descontento cuya asignación terminó hace casi un año cuando no cumplió con los altos estándares de seguridad”.

Desde entonces, según Waymo, ha molestado a otros vehículos de la compañia con su conducción temeraria, a partir de noviembre de 2019.

Tang no es la primera persona en el área de Phoenix en ser abiertamente hostil a la flota autónoma. En 2018, un hombre se paró en su camino de entrada y agitó un arma contra uno de los vehículos para asustar al conductor. Otros arrojaron piedras a las camionetas y, como Tang, intentaron sacar los vehículos de la carretera. No está claro si es la tecnología o las pruebas en vías públicas las que resaltan este tipo de comportamiento. Lo que está claro en este nuevo mundo de autos sin conductores, que se prueban en las vías públicas, es que la ira en la carretera ya no es solo un escenario humano contra humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *